3 Formas de Escalar tu Negocio



Muy bien, lo primero: si tu modelo de negocio te permite replicar y multiplicar tus ingresos y ventas con más y más clientes en diferentes puntos, entonces tu negocio es escalable. Sin embargo no es la única característica que debe cumplir. Otra de ellas es que sea potencialmente adaptable a las nuevas formas y mandos del mercado. Es decir, que sea “actualizable” para la captación de más y más clientes en un ciclo de consumo y por consiguiente un alto porcentaje de retención.


Un ejemplo de esto son los negocios en línea, ya que consumen pocos costos para adquirir clientes, así como empleados, y en oficinas. Supongamos, tienes una empresa que vende software a empresas o a individuos usuarios de ciertos servicios complementarios. El alto gasto o inversión es sólo en el diseño del software, ya perfeccionado puede ser vendido y descargado por millones de personas.


Sin embargo, sabemos que no todos los negocios son de venta de software, algunos comercializan servicios y producto de forma tradicional, con una oficina, cocina, salón, tienda, etc. Por lo que hoy te daré tres formas en las que puedes escalar tu negocio sin importar qué. Siempre y cuando cumpla con los requisitos antes mencionados.




1.- TAFICO PRESTADO


Primero, debes tener una página web donde muestres tus productos o servicios para hacer crecer tu base de clientes y prospectos mediante el trafico (volumen de personas que visitan tu sitio web). Ahora, el “Trafico Prestado” es un “apalancamiento digital” con alguien que ya tenga una flujo de tráfico. Esto debe ser con alguien con quien compartas la industria, ya que eleva la posibilidad de tener visitas por parte de personas calificadas o interesadas en lo que ofrece su negocio.


Ahora, esto puede representar una ventaja para ambos ya que le proporcionará tráfico a usted y tendrá mayor exposición de su negocio en línea. Y para el prestador representará, si es acordado, una comisión por venta a personas que vienen de su sitio web.


Esto lo vemos con los llamados Influencers en YouTube o Instagram (plataformas en auge actualmente) quienes gracias a su alto número de seguidores, la exposición de tu negocio se vuelve masiva, y engrosando el volumen de tráfico a tu negocio.



2.- COMPRAR CLIENTES


Ok, sé lo que estás pensando “¿son clientes de mentira?”. No, simplemente estás pagando por tráfico en redes sociales o en motores de búsqueda. Los más comunes son Google Ads y Facebook, los cuales te permiten crear anuncios y presentarlos a personas que cumplan criterios tales como perfil, historial de búsqueda, tipo de teléfono, geolocalización, etc.


Si inviertes en éstos servicios, debes hacer, de manera obligatoria, un seguimiento de los costos y resultados que está generando día con día, ya que esto te permitirá determinar el consto de adquisición de clientes, clientes potenciales y el consto de venta. Para identificar qué medidas o criterios eliminar o añadir. Lo que nos permite gestionar de manera inteligente las campañas y nuestro ROI (Retorno de la Inversión) mantendrá a flexible y escalable nuestro negocio.



3.- SWEAT EQUITY


¿Qué es? Es un término anglosajón, mayormente aplicado en el área jurídica, el cual se refiere a trabajar por ello de manera equitativa. Ahora aquí podemos hacer una separación en 2 puntos:


a) Otorgar a tus colaboradores ciertos beneficios, tales como parte del negocio una vez constituido, descuentos significativos en la compra del producto o servicio, entre otros.


b) Esfuérzate por lo que quieres. Comprometete y crea alianzas, copnfianza y beneficios para los que están contigo en tu red de negocios.




Sea cual sea el camino que elijas, el trabajo arduo debe verse y traducirse en la creación e contenido, ventas y llamadas a la acción, así como seguimientos y dinero en el banco. Esto le permitirá presentar un modelo de negocio escalable a inversionistas, lo que le permitirá escalar y seguir creciendo.