6 Maneras de Romper tus Límites



¿Sientes que puedes dar más, ganar más, hacer más? Seguramente sí, pero también estoy seguro que te sientes invisible, que tu supervisor, gerente o simplemente su jefe no te toma en cuenta. O, si están en una situación más grave, haz llegado a un tope de crecimiento en la empresa, donde el único lugar al que puedes aspirar por tu grado académico, por tus habilidades o por tu edad.


Este aspecto aparece en la vida de todo profesional, sobre todo cuando está dentro de una organización y en todas las posiciones de ésta. Sin embargo, algunos “mueren” con esa sensación de ser innecesario, con una experiencia desagradable por cómo fueron tomados en cuenta durante toda su vida en la empresa. No obstante, esto se extiende a su vida personal y comunitaria. Por lo que hoy te enseñaremos 6 maneras de ser memorable en tu lugar de trabajo, y romper el techo de crecimiento que te has impuesto o al que has llegado y no sabes qué hacer ahora.



1. ENCUENTRA UN MENTOR


Busca a una persona que te pueda dar su experiencia. Si eres joven, busca a alguien que esté el un nivel superior del juego que estás jugando y aprende de él. Si eres mayor, haz exactamente lo mismo. No hay edad para romper tu Glass Ceiling.


El mentor adecuado te apoyará y te mostrará un camino (o varios), por los que puedes comenzar a romper tus barreras y crecer. Lo que es importante a la hora de encontrar un mentor, es que sea un verdadero experimentado en lo que deseas obtener, es decir, que su historia y éxitos justifiquen sus motivaciones y sus palabras.



2. CRECE TUS REDES PROFESIONALES


Una de las razones por las que eres invisible en el trabajo, es porque NADIE te conoce. O al menos nadie además de tus compañeros de siempre y tu supervisor. La clave es estar presente y hacer contacto con personas influyentes dentro de tu entorno laboral y profesional. Desarrollar estas conexiones requiere esfuerzo, estudio y sobretodo, una alta seguridad en ti y en lo que haces.


Invita a alguien a almorzar, ya sea en el comedor de la empresa o en algún lugar fuera, más íntimo y con buena presencia. Esto aumenta tu oportunidad de dar una mejor impresión de ti y conectar con el contexto de la persona y generar empatía y, por supuesto, reconocimiento por ambas partes.



3. PRESIONA SIN ENFADAR


Otra razón por la que sentimos que estamos topados, es porque no hacemos la preguntamos lo suficiente. Es decir, no presionamos en lo que queremos dentro de la empresa a la persona correcta. Pregunta una tercera y si es necesario, pregunta una cuarta vez; eso sí, sin ser enfadoso o fastidiar a las personas encargadas de la selección para el puesto o la posición.

Los puestos influyentes siempre recordarán a la persona que estuvo al filo pendiente de la vacante, o del puesto que desea. Claramente, respaldado con resultados favorables para la argumentación de tu petición.



4. VUELVETE INDISPENSABLE


Identifica y resuelve problemas, busca la manera en que estas soluciones sean las mejores posibles. Muestra resultados mayores a los esperados o al margen de lo aceptable. Busca la manera de ser proactivo, de estar dos pasos delante de tus compañeros y de tener la respuesta antes de la pregunta. Por supuesto que te puedes equivocar, pero lo importante es la velocidad con la aceptas el fallo y lo corriges. En organizaciones con pocos empleados o en áreas reducidas, ésta actitud y comportamiento es totalmente notable.



5. INVENTA UN PUESTO PERSONALIZADO


La mejor manera de crecer dentro de una empresa que se rige por un organigrama cascada, es salirse de la cascada y convertirte en un río aparte. Inventa un roll que puedas desempeñar dentro de la organización y proponlo a tu jefe. Argumenta su creación y negocia los beneficios y características que tiene éste, tales como el salario, el horario y responsabilidades.



6. DESARROLLA TUS TALENTOS Y APLICALOS


La manera más sencilla por la que puedes salir de la zona “Invisible” de la oficina, es hacerte notar por las habilidades que tienes (y por las que no). Así que es mejor que te conozcan como “el mejor ________”, que “el medianamente _________” (mediocre).


Desarrolla tus habilidades, tus talentos y aplícalos al máximo. Si eres altamente visual y te gusta el diseño en cualquiera de sus aplicaciones, pórtalo y aplícalo a tu vestuario, a tu área de trabajo, a tu mismo trabajo. Si eres auditivo, aplícalo en términos de identificar las necesidades de tus compañeros, jefe y personas influyentes. Si tu talento es la música, muéstrale algún recital o forma una banda con tus compañeros. Generarás integración laboral, conexiones con personas de otras áreas y una impresión más agradable para tus compañeros.


En cualquiera que fuere el camino por el cual rompas tu Glass Ceiling, dependerá 100% de la actitud con la que desarrolles tus actividades y tomes los momentos altos y, sobre todo, los profundos y amargos del camino