7 Cosas que los Pobres Hacen (y los Ricas No)


Todos en algún momento nos hemos pregunta cómo los ricos son ricos. ¿Qué los diferencia de las personas pobres y cómo éstas últimas permanecen pobres? Pues bien, hoy analizaremos y te diremos 7 cosas que las personas pobres hacen y que las mantiene pobres que, las personas ricas no hacen.




1. LA GENTE POBRE MIRA TV (LOS RICOS LEEN LIBROS)


Sea honesto. ¿Cuántas horas ha pasado frente al televisor esta semana? ¿Cuándo fue la última vez que leyó un libro y sobre qué tema éste año? Así que, ¿qué tal estuvieron las 2 últimas temporadas de Strenger Things este fin de semana?


Entiendes a lo que nos referimos, ¿cierto? No tiene nada de malo ver televisión, existe programación educativa y rica, de hecho. Pero si es lo único que haces, no estás comprometido con el hecho de ser rico. Y ese es el principal problema y razón por el que las personas pobres no son ricas. Pierden tiempo y casi nunca se educan por cuenta propia.



2.- LAS PERSONAS POBRES TIENE UN SUELDO POR EL TIEMPO DE TRABAJO (LAS

PERSONAS RICAS POR SUS RESULTADOS)


Aquí entramos en un tema bastante común en la cultura del empleado. ¿Quién no ha invertido hasta horas extras, o días de descanso, un sábado, domingo o las propias vacaciones… para ganar unos cuantos cientos más?


A comparación de ellas, las personas ricas cobran su tiempo también, pero por los resultados que pueden ofrecer en función del tiempo que pasas con ellos. Se les paga y ganan en función del rendimiento que logran generar y los resultados que obtienen y entregan a sus clientes.



3.- LOS POBRES CULPAN A LOS DEMÁS (LOS RICOS SE RESPONSABILIZAN)


La gente pobre está todo el tiempo culpando al vecino, al gobierno, al gerente, al cliente, a su pareja, a sus padres… etc. Es por lo que el pobre no avanza y se queda atascado en el lugar donde está y, en el peor de los casos, muere en él. En cambio, el Rico sabe que sí, hay cosas en las que no puede marcar el paso, que son consecuencias de decisiones de otras personas. Pero entiende que él es responsable de lo que a él le sucede, tales como cuidar su salud, buscar un empleo, desarrollar sus habilidades, ser agradecido, et.


Las personas pobres se victimizan por la situación. Las personas ricas se responsabilizan de la situación de su persona y logran ampliar el margen de influencia que tienen sobre su entorno.





4.- LA GENTE POBRE PRIORIZA EN AHORRAR (LOS RICOS EN GENERAR MÁS)

Las personas pobres encuentran cierta seguridad en acumular dinero en una cuenta bancaria que, por cierto, les cobra cierto porcentaje por tenerlos con ellos. También nos encontramos con comentarios tales como “El café del popote verte es muy caro, lleva tu termo con café, ahorrarás más si no lo compras diario”. Ok, Si bien es cierto que reduces gastos, esa no es la idea en la mente del pobre, sino “Ahorrarse unos centavos”.


Y queremos que entiendan algo, no eres pobre porque tienes un problema de ahorro, sino por un problema de NO inversión.


Si eres serio como emprendedor, empresario, dueño de negocio, sabrás que una empresa es fundada para generar riqueza. Si eres un empleado o ama de casa, ahora lo sabes. Las personas ricas no buscan ahorrar, sino generar más fuentes de ingresos, se diversifican y por tanto, invierten en nuevas ideas, negocios y personas. Esto para ver en corto, mediano y largo plazo los beneficios en sus cuentas bancarias. Lo que les permite comprarse diario, si quieren, el café de popote verde, o un crucero por el caribe.



5.- LAS PERSONAS POBRES CREEN SABERLO TODO (LAS RICAS SIGUEN APRENDIENDO CONTINUAMENTE)


Las personas pobres siempre actúan de manera seria, seca y como si lo supieran todo. Cuentan sus opiniones políticas, religiosas, sociales, culturales y deportivas como si fueran la verdad única del universo. Critican y califican de manera peyorativa y hasta a veces vulgar a otras personas, ya sean conocidos, familiares, amigos o sólo figuras públicas.


Los ricos siempre están aprendiendo, buscan nuevas cosas en las que pueden aplicar lo que ya saben y aprender lo que no. Conocen a personas con opiniones distintas o puntos de vista diferentes sobre el mismo tema que a ellos les apasiona. Buscan saber opiniones de otros con el mismo contexto. Enfocan su atención hacia afuera cuando es necesario y estructuran nuevos modelos de pensamiento con cada experiencia interpersonal. Los pobres opinan de todo el tiempo y hasta causan desacuerdos fuertes. Y ¿sabes por qué lo hacen? Porque es el único momento en el que se sienten con atención.


Seguro te ha tocado esa persona que te dice cómo ganar dinero o como deberías manejar tu negocio, cómo cerrar una venta o a tus clientes… pero ellos no son capaces de cerrar la venta, atender a un cliente o generar dinero más allá de su empleo.



6.- LOS POBRES CREEN QUE EL DINERO ES LA RAÍZ DE TODO MAL (LOS RICOS CREEN QUE LA POBREZA ES LA RAÍZ DE TODO MAL)


Esto es una creencia que, a todos, nos hicieron creer como cierta. Cuando preguntam9os por qué hacen la guerra entre los países, la respuesta es: “dinero”. Si preguntamos la razón de una enfermedad mal tratada: “dinero”. Si preguntamos por qué hay pobres… “Porque hay gente que le roba al pobre”.


Ok, esto, sobre todo en la cultura latinoamericana, es muy común escucharlo desde pequeños. Sin embargo, lo que no se nos dice es que es por la AUSENCIA del dinero. Es decir, la pobreza. Los ricos, en cambio, sabes esto muy bien. Saben que todo conflicto y tragedia es a causa de la pobreza. Dado que ésta causa ignorancia y hambre. Y siempre que haya éstos dos elementos en una población, habrá crimen y violencia.


El dinero no es raíz de nada, más que de abundancia y de cierta libertad. La pobreza es la causa de todo mal, lo veas por donde lo veas.



7.- LOS POBRES CREEN EN LA LOTERÍA (LOS RICOS CREEN EN TOMAR ACCIÓN MASIVA)


Los pobres creen que la única forma de volverse millonarios, es comprando y ganando la lotería. Pero no sólo a eso, sino que consideran la “suerte” como el principal factor de la abundancia y el progreso de una persona de raíces modestas. Ellos fantasean con la casa, el auto, la pareja y los viajes que tendrían si la suerte les permitiese ganar la lotería. Y pierden el tiempo pensando en eso.


Los ricos, en cambio, saben que la riqueza es fruto del trabajo duro e inteligente, de la preparación y la oportunidad perfecta. Saben que la oportunidad perfecta llega cuando se está preparado y que el dinero es una herramienta para la abundancia, no una meta que hay que adorar. Aprovechan el tiempo y trazan estrategias y planes de acción, visitan personas ofreciendo sus productos o servicios, crean alianzas, se duermen tarde por terminar sus pendientes y se levantan temprano para estar presentes en el lugar donde pasan las cosas.





Pero la única cosa que hacen los pobres que los mantiene pobres y que evitan hacer los ricos es: ESPERAN QUE PASEN LAS COSAS. Los ricos saben que todo es consecuencia de algo y de alguien. Y mientras los pobres piensan que ese algo y alguien son el gobierno, el patrón, el vecino o dios, el rico piensa que la única persona que puede hacer que suceda es él mismo.