La Salud de las Empresas Después del COVID-19 en México y el Mundo


En los últimos días, la incertidumbre ha aumentado considerablemente en algunos sectores como el turístico, el Real Estate, y los de índole “tradicional”. Después del informe de resultados trimestral del presidente Andres Manuel López Obrador este domingo 05 de abril, los empresarios, grandes y pequeños, se sienten desprotegidos. Sobre todo estos últimos. Quienes han calificado las medidas como "incompletas".


Estas medidas y el panorama macroeconómico nos ha llevado plantear la situación que, de acuerdo a lo percibido hasta hoy, cuál será el estilo de vida de una MIPYME (Micro, Pequeña Y mediana Empresa) posterior a la emergencia sanitaria que vivimos hoy en México y el mundo.



UN DIAGNOSTICO POCO FAVORABLE


Cerca del 72% del empleo en el país es generado gracias a este sector (MIPYME) y algo similar sucede con los demás países del mundo, donde son los particulares quienes aportan cerca del 40% del Producto Interno Bruto (PIB). En este contexto, las pérdidas que se han generado hasta hoy con las políticas de contingencia sanitaria a nivel global, han hecho que la salud financiera de estas empresas se debilite, generando una atmósfera de incertidumbre económica en las familias de sus colaboradores y dueños, pero sobre todo, en el tema fiscal, ya que el estado, por medio de sus instituciones continuará atento al cobro de la tributación fiscal, a pesar de la nula operación en algunas de ellas.


Algo que es evidente a estas alturas para cualquiera, es el cambio en el orden económico global que da paso a una nueva forma de interactuar con el mercado: la digital. Dicha forma será, a partir de este año, el estándar en los negocios.


No obstante, el 68% de las MIPYME´s desconocen el tema y la profundidad del impacto que este nuevo estándar tendrá para ellas. Lo que nos lleva a especular en la tasa de mortalidad que tendrán una vez la contingencia rebase los 3 meses.


9 MESES DE VIDA


De acuerdo a diversas fuentes como el Boston Consulting Group (BCG) y algunas agencias calificadoras como lo son MOODY´s, y Standard & Poor´s, revelan su pronóstico de final de la primera fase de la contingencia a principios del mes de Junio para algunos países como Estados Unidos, España, Inglaterra, entre otros. Considerando la brecha con México, podemos prever que la fecha estaría rondado el 27 del mismo mes. Lo que coloca a las MIYME´s en una situación bastante desfavorable. Con un máximo de vida de 9 meses desde que arrancó la contingencia.



PRINCIPAL CAUSA DE MUERTE


La era digital es un hecho, y si no se ha dado cuenta, está concluyendo. Esto generará un periodo de depuración en el mercado de las empresas que no cuentan con la capacidad y los conocimientos necesarios para su adaptación y desarrollo en este entorno. Además de la perdida de trabajo y una re-estructuración de los modelos de negocio que actualmente se consideran “innovadores” o “disruptivos”, pasaran a ser la base de los próximos, normalizando su diseño y ejecución. Volviendo obsoletos los de la mayoría de las MIPYME´s actuales y cumpliendo lo que la mayoría de los empleados a finales de 2019 temían: la sustitución inteligente en puestos de trabajo.


¿PRESCRITOS O REMEDIOS CASEROS?


La esperanza de vida en muchos países para estas empresas ha nacido gracias a los apoyos financieros y a los estímulos fiscales que gobiernos han propuesto otorgar en principio de rescatar y reactivar la economía nacional, conscientes del enorme aporte que ellas hacen a la riqueza del estado.


Por otro lado, México cada día se ve más oscuro el panorama de las mismas, sin lo anterior para las MIPYME´s, es un riesgo de muerte segura para la economía de miles de familias en el sector formal y cientos de miles en el sector informal.


¿Qué pueden hacer para tratar este mal?



  • Reestructurar su sistema de ventas.

Puede ser algo que ya estén ejecutando en este momento pero, debe ser bien dirigido, organizado y sobretodo, debe ser flexible a los errores y al aprendizaje. Esto quiere decir que los errores que puedan cometer deben tener un costo operativo mínimo.

  • Reducción de Costos.

Continuando con lo anterior, las matemáticas que juega el negocio deben verse siempre en verde. Reducir costos implica el recorte de personal, disminución de la compra de insumos de uso interno (no materia prima). Así como acuerdos con los trabajadores respecto a tiempo operativo y remuneración óptima.

  • Amparos legales.

La ley puede ser un gran aliado para muchos de los negocios que actualmente viven en incertidumbre. Encontrar las facilidades que la ley otorga en materia fiscal para este tipo de situaciones y similares, así como en materia laboral y mercantil. La ley, más allá de normar el comportamiento de individuos y entidades (empresas e instituciones), otorga beneficios a los cuales puede ampararse el empresario para conservar su actual situación financiera.

  • Diversificación e Integración vertical.

Es claro que nada será como antes, por lo que la diversificación está al orden del día en muchos sectores. Es momento de integrar servicios ad hoc al momento que se vive. Pueden ser los llamados “salvavidas”, servicios y productos que mitiguen el miedo e inseguridad presente en la población como infoproductos corporativos que cumplan con esta función. Así como la integración de varios procesos que se maquilaban y que actualmente cuenta con los recursos para suspender e integrar de forma vertical como un departamento o una nueva empresa y ofrecer la tercerización a empresas más grandes, así como menores.

  • Incursión en mercados más fuertes

Continuando con la digitalización y la creación de infoproductos, comercialice en países donde su moneda sea más fuerte (en el caso de México y América Latina, el cobro en Dólares Americanos y Euros). Esto, además de dotarle de presencia en el extranjero, le brindará una reserva importante para pago de nóminas y fondo de emergencia.


  • Mantenerse en movimiento.

La metáfora del tiburón entra como anillo al dedo a la situación actual: mantente en movimiento, si te detienes, mueres. Esto significa que no puede dejar de producir, de iterar y pivotar en su y otras industrias en las que tiene la capacidad de intervenir. Además de ser un excelente mitigador de ansiedad y depresión, el trabajo libre lo llevará a pensar diferente, generando ideas nuevas y más atrevidas que las de su competencia.

Sin duda, las empresas, cual sea su tamaño, enfrentan algo que no tiene precedente (al menos en México) en materia económica y sanitaria. No obstante, cada sector e industria, cada empresa está comenzando a tomar acción. Algunas con paro total de operaciones y algunas otras solo con disminución de volumen de trabajo.

Independiente del país, industria o sector en el que se desenvuelva, la aplicación de esta “receta casera”, le dará la suficiente vida para obtener los recursos y herramientas que le permita adaptarse y evolucionar al siguiente modelo económico-financiero y político.