No Seas Una Persona "Barata"



¿Te has preguntado si Warren Buffet, Carlos Slim o Amancio Ortega preguntan por descuentos en los lugares a donde van a pasarla bien? Si lo has hecho, yo te lo digo: ¡NO LO HACEN!.



Venga, empecemos por el principio. ¿A cuántos de nosotros nos gustaría vivir la vida y no sólo sobrevivirla? Apuesto mi R8 a que tú eres de esas personas. Lo sé porque estás leyendo esto. Ahora, seguro que has escuchado el porcentaje de millonarios que hay en el planeta: 1%. Pero esa estadística no se limita a los millonarios, se extiende a los deportistas olímpicos que ganan una medalla de oro, los egresados de una universidad que ejercen su carrera y las personas que cumplen sus objetivos en la vida.



LA ESTADISTICA DEL 1%


Así como lo lees, el “dichoso” 1%, es la cifra mágica de la vida. Pero, ¿por qué lo es? Muy simple, la gente está acostumbrada a ser “barata”. Y no lo digo en un mal sentido. Un ejemplo de ello es la conversación que puedes llegar a tener (con suerte) con los que están tumbados en el sofá todo el día. O las personas que están embellecidas por las patrañas de la motivación. Pero no sólo eso, la misma sociedad, con los cultos, las tradiciones y más, nos han hecho pensar lo que todos ellos convergen: “VENIMOS SIN NADA Y NOS VAMOS SIN NADA, ¿PARA QUÉ TENER/HACER/SER MÁS?”.


Y lo que estas personas no entienden es que se les olvida la segunda parte de esa verdad: LO IMPORTANTE ES LO QUE DEJAS. Por tanto, la mayoría de las personas viven en un estado zombi, resignados a recibir el mismo sueldo toda su vida, a soportar los mismos problemas económicos de siempre, a repetir la historia de mamá y papá… A postergar sus objetivos, sueños y metas, a dejarlo para otro día, a evadir sus problemas con alcohol, tabaco o alguna otra droga como la televisión o Facebook o Instagram.


Las personas promueven esas ideas, porque saben que su mejor versión es cara, y que no te da descuentos nunca.




NO HAY DESCUENTOS


Cada uno de nosotros, alguna vez, hemos soñado y fantaseado con lograr algo grande, algunos hasta ver tallado su rostro en roca o simplemente tener un mejor estilo de vida. Sin embargo, al poco tiempo de entrar en modo “Esta Vez Sí Lo Hago”, se dabn cuenta que:


  • El cuerpo que quieres: cuesta tiempo, disciplina y dinero


  • La pareja que quieres: cuesta perder el miedo a hablar a la chica o chico que te gusta, dinero para salir con él o ella y una autoestima para hacerte valer.


  • El Empleo que quieres: cuesta capacitarte, asistir a cursos, aprender uno o dos idiomas, un buen outfit, diseñar un buen currículo y asistir a la cita, puntualidad.


  • El Negocio que deseas emprender: tiempo, relaciones, tiempo, cursos, llamar por citas, asistir a citas, un buen traje, enter otras cosas.


  • Ser la Mejor versión de ti: Quitarte los miedos, atreverte, ser disciplinado, cumplir con tu palñabra y siempre, siempre, dar el máximo de ti.



Cómo puedes darte cuenta, no es nada barato tener lo que quieres, requiere mucho de ti. Y lo más caro no es el dinero invertido, es el tomar responsabilidad y aceptar el compromiso y no renunciar a eso que deseas.


No existen los descuentos tales como:

“Ser responsable de lunes a viernes y el fin de semana no”, “Llego si me conviene”, “No lo hago hoy, mañana tal vez”, “Estoy muy cansado para hacerlo”.

Ser tu mejor versión requiere lo máximo de ti, paga el precio y no preguntes por descuentos en la vida, porque no los hay.


Si te gustó lo que acabas de leer, o si quieres saber más, escríbenos a info@hamlet.com.mx y pregunta sobre nuestro entrenamiento de ventas. Aumenta tus ingresos hasta un 40% con nuestras herramientas.