Obsesionate con la Excelencia



¿Cuántas veces hemos escuchado que el obsesionarse con algo está mal? Nos enseñan que es insana y, a veces, monstruosas. Hablemos claro, lo que pasa es que quieren que sigas siendo del promedio como ellos. Ir a trabajar por las mañanas, trabajes tus 8 horas, veas televisión, salgas a beber un viernes o todo el fin de semana; compres una casa, o un departamento, un auto “sencillo” y una familia, con dos o tres hijos.



LA SOCIEDAD “INALCANZABLE”


Hoy por hoy, la sociedad te ha enseñado que tus sueños o los de cualquiera, son inalcanzables, que no lo lograrás, que sólo son patrañas, una etapa… lo peor es que se lo has comprado. ¿Quieres tener un trabajo estable, una familia y un sueldo seguro, o quieres tener un lugar en el salón de la fama, tener éxito de manera masiva?


No hay nada de malo en querer lo primero, simplemente tú modelo de pensamiento y estilo de vida es completamente diferente al de los de la segunda. Y está bien si te sientes feliz con ello, así que no sigas leyendo. Gracias por entrar y vuelve cuando hablemos de “Cómo Pedir un Aumento a tu Jefe”. Excelente vida.


Ahora, para los que se quedaron y continúan leyendo esto, ¿has escuchado sobre tener tu “rebanada de pastel”? seguro que sí, pero si no, se refiere a tener lo que te “mereces” de lo que “puedes lograr”. Y muchos piensan que es “suficiente con eso”.


Y ¿te digo algo? Yo no quiero una rebanada de pastel, detesto el pastel que la sociedad nos ofrece. Yo quiero una tarta, esa es sólo para mí, me la puedo comer yo solo, donde quiera, con quien quiera, cuando quiera, y cuanto quiera comer.



ESTAR SATISFECHO, NUNCA


Ahora seguro que entiendes a qué me refiero. Tener éxito, para mí, no sólo se trata de tener un objetivo, o un logro o cumplir una meta. No. Se trata de trabajar en ti y volverte excelente en lo 1que hace. Ser excelente en el trabajo, con tu familia, con tu pareja, con tus amigos, contigo mismo. Y creo que es lo mismo para usted.


Algunas personas baratas te dirán que lo dejes ir, que no tienes control sobre ello, pero no es verdad. Tienes control cuando decides a qué hora levantarte por las mañanas, cuántas repeticiones hacer en el gimnasio, qué tipo de comida ingieres, qué libros lees, a quien escuchas, a quienes te saltas, contra quienes compites, qué modelos sigues, cuántas llamadas haces, cuántos tratos cierras. Existen cientos de cosas en las que tienes control, pero ellos te dicen que eso no es normal. Que es dañino para la salud, que deberías ir a terapia, que no funcionará, que busques otra cosa.



AFECTAREMOS AL UNIVERSO


Las personas promedio, aceptan las ideas de gente promedio y atacan las ideas de los que aspiran a más. Ese tipo de personas son las que quieren comprar la felicidad con dinero, quedar bien con otras personas con tarjetas de crédito, y que, para terminar, pagan con dinero del trabajo que tanto se quejan y odian.


Seguro has escuchado de Steve Jobs, Nelson Mandela, Gandhi. Y eso es porque esas personas estaban obsesionadas, no lo hacían sólo los fines de semana, o los viernes por la noche, estaban totalmente obsesionados y lo necesitas estar tú si quieres ele negocio, esa casa, esa pareja, ese empleo, ese sueldo, ese sueño.


Te recomiendo que nos envíes un mensaje a info@hamlet.com.mx preguntando sobre nuestros entrenamientos, la excelencia es un ritual de todos los días, por eso nosotros hemos creado entrenamientos, mentorías y acompañamientos que te ayudarán a elevar los estándares en tu vida.



OBSESIÓNATE