¿Por qué debes cerrar el trato?



Seamos honestos, la mayoría de las empresas tienen un problema con las ventas. Porque, simplemente, no venden. Ahora, ¿qué pasaría si tu chico de ventas tiene a una persona en el teléfono, convencida de querer comprar? Tal vez pienses: “genial, una venta más”, pero no.


El 43.8% de esto casos la venta no es efectivas gracias al desconocimiento de cierres. Ahora, tal vez estés pensando, “¿En serio, es otro de esos trucos que hay en internet para vender 1 millón de dólares al mes?” No, no somos Tai Lopez, ni otro de esos que pueden saltarte en un video de YouTube.



Lo que queremos que entiendas es que a tu gente (y tal vez a ti mismo), les hace falta entrenamiento. Saber cómo cerrar un trato es muy diferente a vender un trato. Y he aquí la diferencia:



Vender:

Llamas la atención, generas interés y permanencia, están convencidos de que lo quieren, tienen la forma de pagarlo.


Cerrar:

Le dices cómo obtenerlo, lo orientas al pago y generaste dinero.



Cómo puedes ver, el cerrar un trato te puede traer muchos beneficios en tu vida, no sólo en tu negocio o trabajo. El vender está bien, es importante hacerlo siempre que se puede. Pero el cerrar el trato es aún más importante. Determina si esa persona a la que le dedicaste (y te dedicó) 20 minutos de su vida, se convertirá en usuario de tu producto o servicio, o no.



Por eso, te daremos unos consejos para realizar cierres de manera sencilla que pueden funcionar desde ya:


  • Anota todas las objeciones y resuélvelas una por una

  • Califica (¿Es él el único que toma la desición?)

  • Personaliza la propuesta

  • Ten más de 1 método de pago



Son pequeños tips que pueden ayudarte de forma real a cerrar el trato y comenzar a tener dinero ¡ya! Si te gustó lo que acabas de leer, o si quieres saber más, escríbenos a info@hamlet.com.mx y pregunta sobre nuestro entrenamiento de ventas. Aumenta tus ingresos hasta un 40% con nuestras herramientas.